INICIO


Fresnedillas de la Oliva es un municipio de la Comunidad de Madrid enclavado en la Sierra de Guadarrama. Con poco más de 1500 habitantes y a apenas 48 kms de Madrid capital, se convierte en una opción para paseos de un día con los más pequeños o un fin de semana de descanso.

Se encuentra ubicado en el oeste de la Comunidad de Madrid, asentado sobre un complejo y hermoso paisaje alomado, al pie de las estribaciones de la Sierra de Guadarrama y en suelos silíceos con abundantes roquedos.

Posee una extensión de 28’20 km2 y sus límites administrativos son: al norte y oeste, Robledo de Chavela, al este, Navalagamella y al sur, Colmenar del Arroyo.

La orografía es suave y poco escarpada, con avalles de fondo amplio, a modo de navas, y en suave pendiente hacia el sur. La altitud media oscila entre los 850 y 950 metros, alcanzándose las cotas máximas en el alto de la Cabezuela (931 metros), Cerro Roblazos (967 metros) y Peña Caballera (972 metros). La altitud condiciona el clima, que se caracteriza por inviernos fríos y veranos secos y calurosos.

La mayoría de los cauces fluviales que atraviesan su territorio poseen escaso caudal y desembocan en el arroyo de la Yunta, afluente del Perales. Debido a su orografía, la profusión de agua (encharcamientos, lagunajes, manantiales, etc.) se da durante el invierno y, sobre todo, la primavera., aunque, como es lógico, durante el estiaje estas zonas con agua tienden a desaparecer.

La flora dominante está constituida por encinares y praderas de pastos, en el este, y algunos grupos de fresnos, hacia el sur. En la mitad oeste el encimar se acompaña de retamas, cantuesos, jaras y algún enebro. Todo este conjunto natural se completa con abundante vegetación riparia y algunas especies raras en nuestro entorno, como el alcornoque.

Algunos parajes, como las dehesas de Fuentelámparas y Navalquejigo, constituyen espacios naturales de alto valor ecológico. Por ello se encuentran protegidos por la declaración de ZEPA 56 (Zona de Especial Protección de Aves) “Encinares de los ríos Alberche y Cofio” y LIC 7 (Lugar de Interés Comunitario).

Las vías de comunicación más importantes son las carreteras locales M-521 (de Villanueva de la Cañada a Robledo de Chavela), y M-532, que recorre la zona de este a oeste, ambas se cruzan en el núcleo urbano de Fresnedillas de la Oliva.

La red viaria se completa con numerosos caminos vecinales, que se emplean, fundamentalmente, para acceder a las fincas de cultivo, y con la vía pecuaria del Cordel del Puente San Juan o Cañada de las Merinas, ramal de la Cañada Real Leonesa Oriental.

Respecto al origen del topónimo que da nombre a la villa, señalar que se trata de un fitónimo derivado de “fresno”, por la existencia desde tiempos antiguos de algunos bosques de esta especie en el lugar; y Oliva, que obviamente hace referencia al fruto del olivo.